Al comenzar un nuevo negocio es importante poder dimensionar los avances de tu negocio, si no lo haces, es difícil evaluar y delinear nuevos proyectos. Para lograr esto se debe de analizar el avance de las operaciones mediante las transacciones contables que se realizan día a día para poder llevar un registro de todas las decisiones que afectan actualmente y a futuro la posición financiera de la empresa.

El registro correcto de los libros tiene que ser una tarea fácil de comprender y suficientemente confiable para poder ayudar a la toma de decisiones de manera precisa y en el tiempo oportuno para tu negocio y de esta manera no perder oportunidades de crecimiento.

Otro punto importante, por el cuál es importante mantener un registro contable del proceso de negocio es para cumplir con la autoridad fiscal y poder mantener la consistencia de la información, así como reflejar correctamente los gastos e ingresos de la empresa.

Para poder lograr una buena gestión de esta información existen diferentes tipos de sistemas contables:

 Contabilidad tradicional: Como contabilidad tradicional nos referimos exactamente a la contabilidad de partida doble que consiste en registrar mediante cargos y abonos por montos equivalentes en cada una de las cuentas que afectan los estados financieros, sin embargo, esto requiere de un contador que tenga conocimiento y comprensión a detalle y en muchas ocasiones al emprender un negocio contratar gente nueva no es posible.

Sistemas contables (ERP): Existen diferentes tipos de programas en el mercado que permiten hacer de manera fácil y automática cálculos, registros e informes financieros de manera cotidiana. Sin embargo, es necesario al momento de elegirlos evitar comprar algún sistema que por un bajo costo resulte algo muy por debajo o algo muy elaborado de las necesidades del negocio. La mayoría de los negocios pequeños tendrán necesidad eventualmente de llevar un sistema contable electrónico para la administración de inventarios o de un mayor número de operaciones.

En este caso Odoo puede adaptarse perfectamente bien ya que es un sistema open source con la mayor cantidad de módulos para todos los sectores, es decir, que al ser un sistema modular permite que cada uno se puedan ir instalando de acuerdo con el crecimiento y las necesidades de tu negocio, sin ser necesario gastar más de lo debido en una implementación que implique un gran gasto de recursos financieros y de tiempo. Además, el uso de este sistema permitirá que se puedan automatizar por completo los procesos de tu empresa.

En el caso de la información electrónica que cada empresa tiene que generar para cumplir con los requisitos fiscales, como la facturación 3.3, contabilidad electrónica y generación de CFDI, entre otras, Odoo puede ofrecer la posibilidad de gestionar toda la información fiscal que sea necesaria para poder cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes al régimen que pertenece la empresa.

Es importante señalar que entre mejor este organizada la información financiera y podamos acceder a ella fácilmente, mucho más eficazmente se podrán hacer las tomas de decisiones de proyecciones estratégicas y sobre todo identificar gastos innecesarios que nos estén haciendo perder dinero para poder redireccionar esos recursos a nuevas inversiones, así también el poder identificar no sólo las fugaz de dinero sino también los proyectos o ventas que nos den mejores rendimientos e ingresos importantes que permitan que tu negocio crezca.

Para mantener un buen control de la información financiera, el registro contable de las operaciones se debe realizar de manera periódica dependiendo la frecuencia con que se tengan las operaciones. Por lo tanto, es conveniente determinar cierto tiempo para ese fin. La tarea la puedes realizar directamente tú como dueño, contratar a alguien de tiempo parcial o a un tercero, pero es conveniente que la misma persona la que se ocupe de esta labor. De hecho, es mejor iniciar operaciones una vez que hayas establecido quién se ocupará de la contabilidad.